Juan Curto Fotografia + Video

Amazonas en Barco

Paradójicamente, en la inmensidad de la cuenca la gente no tiene mucho más lugar que el agua. El agua marrón y sus bordes verdes son el espacio designado por la densidad de la selva para las personas. Y ahí todo transcurre, la vida de aquellos que aceptan, que no invaden, tiene el agua como principal territorio. Desde el barco y desde el objetivo de la cámara el viaje es una constante búsqueda de contrastes entre las luces, la selva y el cielo. La belleza puede demorar la conclusión, pero el contraste más nítido está entre la cotidianeidad que late en quien vive enmarcado en el cemento, y la de aquellos que navegan como quien camina.
El paso del barco es una oportunidad para ambos. Los del gran río y sus costas de repente pueden ofrecer el fruto de su trabajo diario simultáneamente a muchos, en un lugar donde normalmente hay mucha gente, pero dispersa en cientos de kilómetros de barrancas. Los del cemento, viajantes en el barco, ven ante sus ojos la prueba contundente e inapelable de que las preocupaciones que rigen su mundo no tienen ni la gravedad ni la universalidad que las ciudades le asignan. No sabemos si los de agua estás tristes o resignados, pero sus gestos se mimetizan con los colores y la hermosura del entorno. Los de cemento parecen sorprendidos. La belleza puede demorar tanto las conclusiones…  Tanto que a lo mejor recién aparecen en las fotos.

Lalo Liberatti

 

Project Details

Serie fotografica de viaje en barco por el amazonas.
Texto de Lalo Liberatti